>>>Download>>>   10 comments


Brookstone.com Electronics Gifts

D_E_S_C_A_R_G_A_S
< NUEVO Contenido >
Poemas, Imagenes y Wallpapers de dragones :
1     2     3     4     5     6     7     8

Otros Wallpapers :
1     2     3     4     5     6     7     8 

Avatares pentagonales :
 1     2     3     4     5     6     7     8

Avatares terroríficos :

 1     2     3     4     5     6     7     8
 
Por el momento las descargas tienen algunos errores, culpa de la pagina:
thefilebucket.com que tiene problemas tecnicos, pero estoy trabajando para arreglarlos y mejorando el contenido que habia
 
Wallpapers de Casas Embrujadas :
1     2     3     4     5    6     7     8
Wallpapers de Cementerios :
1     2     3     4     5     6     7     8
Libros De Temas Misteriosos :
1: El Código Da Vinci   — No se lo pierdan >^\,,/^< (Version  Word )  
 
( solo dales click derecho y pon "Guardar destino como")
 
1: Angeles y Demonios   — No se lo pierdan >^\,,/^< (Version  ZIP ) 
 
 
2: Cartas a Un Escéptico en religión –Parece Interesante (Versión Online)
 

Musica y sonidos :
1: Una de las pocas grabaciones de audio, conseguida en una cueva donde dicen habita un dragón
 
 
Descarga Muchos programas, como winamp, opera, gozilla, y son grátis
 
 
  
 
    Añadiendo a tu space la Estación de 
Web-Radio de anime : ANICAST 
 
primero necesitaras un reprodutor de windows media,en este espacio encontrarás instrucciones muy sencillas : Espacio de diego cuando agruegues tu reproductor de windows media, solo agrega este URL y podras poner esta estacion de anime en tu space:
http://www.thefilebucket.com/userfiles/black____dragon/PLAYLIST.WMV
transmite desde México y hay programas en vivo, agrega a tu messenger este mail para estar en contacto con sus locutores en vivo en el programa los viernes 9 pm alakzamsan@hotmail.com 
 
 
 

 — Como ver Fantasmas Reales —

Un articulo de la revista año cero, me costó mucho trabajo ponerlo aquì pero valió la pena, yo aun no lo he intentado, pero

¿¿¿ habrá quien este dispuesto a hacerlo ????

 

 Recomendaciòn:  Copialo a word y cambia el color de la letra.

 

ENTRE los aca­démicos que estudian las fronteras de la conciencia es bien sabido que las apari­ciones de per­sbnas muertas son un fenó­

meno bastante común entre seres huma­nos psicológicamente normales. Por ejemplo, dos estudios médicos indepen­dientes han demostrado que muchas viudas tienen una experiencia en la que, de alguna fOíma, ven o se comunican con sus esposos fallecidos en el perío­do de tiempo inmediatamente posterior a la muerte de éstos. También es amplia­mente aceptado entre los investigadores que estudian las «experiencias cercanas a la muerte» que muchos de los pacien­tes que son «resucitados” tras un paro cardiaco relaten cómo vieron a familiares difuntos durante su experiencia. Estos fa­miliares parecen estar allí, en la luz, para darles la bienvenida, para saludarles y ayudarles en la transición hacia el mun­do que, al parecer, les espera después de la vida.

Salvo indagaciones meramente esta­dísticas, llevadas a cabo para determinar el porcentaje de población que ha teni­do experiencias de este tipo, el estudio sistemático de las mismas ha sido muy limitado. Parece que las visiones se pro­ducen siempre de manera espontánea sin que las personas que las experimen­tan tengan indicios previos de que van a ocurrir.

Hasta ahora se suponía que este he­cho hacía imposible la investigación científica de estas visiones, puesto que parecía poco probable que un investiga­dor preparado pudiera estar presente cuando fuera a tener lugar la aparición para poder estudiar al sujeto mientras la experimentaba.

Una advertencia

En este artículo queda desechada esa vieja teoría, ya que voy a describir una técnica sencilla y fácil de reproducir, con la que individuos maduros y psicológica­mente normales han experimentado, en estado de vigilia y con la simple ayuda de un espejo, apariciones de seres que­ridos muertos, de tamaño natural y sub­jetivamente convincentes.

Pero, antes de nada, he de advertir a los lectores contra la tentación de llevar a cabo experimentos frívolos o morbosos con este método. Acto seguido, relataré

~ algunas observaciones históricas, psico­~ lógicas y antropológicas que me llevaron 5 a diseñar el experimento.

~ El fallecimiento de un ser querido es

el acontecimiento más calamitoso que puede ocurrirle a un ser humano, por tanto, el ansia de volver a ver a esta per­

sona difunta es uno de los deseos más. fuertes y profundamente arraigados del hombre.

En el pasado, esta trágica situación ha sido utilizada en numerosas ocasiones por médiums sin escrúpulos que preten­dían poder contactar con los espíritus de los muertos en nombre de sus afligidos parientes. En estos casos, el médium se muestra como un intermediario que po­see un talento o habilidad especial del que el cliente carece. Además, frecuen­temente, el médium intenta convencer al cliente de que su talento es «auténtico» y de que realmente se pone en contacto con el espíritu del fallecido. En realidad, estas afirmaciones carecen de todo fun­damento científico.

Antecedentes históricos, antropológicos y psicológicos

El sencillo método que vaya describir se distingue de la técnica mediúmica en los siguientes aspectos: Primero, hace posible que el individuo experimente di­rectamente la visión del difunto, sin ne­cesidad de ningún intermediario. En se­gundo lugar, se anima a la persona que tiene estas experiencias a formular sus propias conclusiones con respecto a la «realidad» o «irrealidad» de las mismas. La persona que conduce el experimento mantiene una estricta neutralidad sobre esta cuestión.

Sin embargo, es muy importante reco­nocer que, puesto que la técnica que describiré a continuación es nueva, exis­te aún un gran desconocimiento de al­gunos de sus aspectos y no estoy en condiciones de afirmar categóricamente que no pueda entrañar algún peligro. En los experimentos llevados a cabo hasta ahora, sólo se permitió la participación de personas maduras, bien integradas y psicológicamente normales. Por tanto, no se puede determinar con certeza si personas emocionalmente inestables pudieran tener reacciones psicológicas insospechadas ante un fenómeno tan impresionante.

Recomiendo, una vez más, por consi­guiente, que nadie intente reproducir el experime)lto por sí mismo ni con otras personas sin haber consultado antes en profundidad con algún experto en la mente que tenga experiencia en tratar estados emocionales muy fuertes.

El desarrollo de la técnica que me pro­pongo explicar se inspira en observacio­nes históricas y antropológicas y, por su­puesto, en mis propias investigaciones sobre un curioso fenómeno de la mente humana al que los psicólogos apenas han dedicado su atención.

Se sabe, de fuentes clásicas y exca­vaciones arqueológicas, que, durante si­glos, los griegos antiguos tuvieron una

institución a la que la gente acudía para.

recibir visitas de los espíritus de sus muertos. Esta institución, llamada «El oráculo de la muerte», se encontraba en las orillas del río Acheron. Su estructura se componía de un enorme laberinto subterráneo de pasillos y pequeñas cá­maras, que daban a una amplia caverna.

Por lo visto, las personas que lo visi­taban como un lugar de peregrinación eran dirigidas poco a poco por los pasi­llos oscuros durante veintinueve días y, finalmente. conducidas a la caverna, donde tenían una experiencia profunda en la que creían ver a los espíritus de los muertos.

 

Proyección visual

 

Un antropólogo que estudió a los na­tivos de Sarawak relata que en el pasa­do existía una ceremonia tradicional de iniciación en la que el iniciado podía ver el espíritu de algùn miembro fallecido de la tribu. El ritual se realizaba en una caba­ña oscura y cerrada. En un extremo ha­bía un espejo en la pared. En el suelo, bajo el espejo, se colocaban los huesos

Según una tradición norteamericana, si una muchacha casadera observa el espejo a edianoche, ysostiene al mismo tiempo una vela encendida, verá laimagen de su futuro marido sobre su hombro Izquierdo.

 

 

de algún miembro de la tribu fallecido antes de que el iniciado hubiera nacido, de tal manera que sólo los mayores del grupo pudieran haberle conocido en vida.

Se encerraba al iniciado en la cámara hasta que apareciera el espíritu en el es­pejo. Al salir de la cámara tenía que des­cribir a los demás las características ex­ternas de la persona que había visto. Sólo si esta descripción correspondía a la del fallecido, el iniciado era aceptado como adulto por la tribu con todos sus derechos.

Desde tiempo inmemorial, y en distin­tas culturas de todo el mundo, los seres humanos se han quedado absortos fijan­do su mirada en superficies reflectantes, como un lago en calma, un recipiente de metal bien pulido, un espejo o una bola de cristal. En 1987 empecé a experimen­tar con esta antigua práctica, llegando a la extraordinaria conclusión de que de . este modo se pueden provocar increí­bles experiencias visionarias en un por­centaje significativo de la población.

 

Típicamente, las visiones se producen en colores iridiscentes y tienen una apa­riencia plenamente tridimensional. Mu­chas veces parece que se mueven y son mucho más «reales» que las imágenes de un sueño. Dan la impresión de apa­recer voluntariamente, fuera del control consciente de la persona que las expe­rimenta. Además, son notablemente dis­tintas de otras «imágenes mentales», en el sentido de que aparecen en el espejo con extraordinaria viveza. Parece que la mente las proyecta al campo visual y, en­tonces, son experimentadas como un fe­nómeno externo. Es fácil de entender, por tanto, que nuestros antepasados, en tiempos remotos, las hubieran calificado como una revelación del mundo espiri­tual o de otras dimensiones.

 

El tamaño de estas visiones se ajusta perfectamente al del espejo. Es decir, cuando son vistas en bolas de cristal muy pequeñas, las imágenes represen­tadas son diminutas. Por el contrario, cuando se ven en un espejo colgado de la pared, aparecen bastante mayores.

 

En la sociedad contemporánea, esta práctica fascinante está considerada como una broma. Los dibujos cómicos de muchas revistas se burlan de las adi­vinas y sus bolas de cristal. No obstan­te, esta técnica ha sido utilizada amplia­mente en el pasado por chamanes de distintas culturas.

 

Dejando de lado las cuestiones de «adivinación», he descubierto a través de mis experimentos que la práctica de con­centrar la mirada en cristales tiene nume­rosas aplicaciones valiosas. Definitiva­mente, se puede utilizar para estimular el potencial creativo de una persona y para formentar el auto-conocimiento. Mientras estudiaba el fenómeno con más profun­didad, también descubrí que constituye la base de diversos juegos infantiles muy populares y difundidos. Jóvenes de mu­chos países en la víspera del día de T 0­dos los Santos, tenían la tradicional cos­tumbre de mirar fijamente a medianoche la superficie de un espejo iluminado por una vela para tratar de encontrar en él la imagen del futuro cónyuge. He encontra­do este tema representado en varias tar­jetas de la época victoriana que conme­moraban el día de Todos los Santos en Estados Unidos e Inglaterra.

¿Se podrían provocar visiones de se­res desaparecidos utilizando la técnica de mirar en un espejo? Decidí experi­mentar con esta hipótesis.

 

El método y los resultados

Desarrollé una técnica que supuse ca­paz de provocar apariciones de seres muertos en personas psicológicamente normales. En un intento de demostrar la eficacia de esta técnica, busqué volunta­rios entre mis propios compañeros pro­fesionales. La selección se realizó utili­zando los siguientes criterios:

1) A través de mi trato con estas per­sanas sabía que se trataba de adultos maduros, emocionalmente estables y bien equilibrados.

2) Todos sentían una gran curiosidad acerca de la mente y fa conciencia hu­mana o estaban realizando estudios avanzados en este campo.

. 3) Ninguno de ellos tenía personali­dad histérica ni una mente fantasiosa y carecían de ideologías ocultistas.

4) Eran hombres y mujeres cuyas edades estaban comprendidas entre los veinticinco y los setenta años.

5) Ninguno sufría una aflicción pro­funda causada por la pérdida de un ser querido durante los últimos años.

Antes de comenzar la experiencia se explicó el método a todos los voluntarios: tenían que escoger a alguien que hubie­ra fallecido y a quien quisieran ver de nuevo. También debían reunir fotografías y objetos estrechamente relacionados con esa persona.

Para realizar el experimento escogí una casa situada en la orilla de un río, en


 

u ..(

tuado.a una distancia de 1 m del suelo. Frente al espejo, y suficientemente lejos de la pared, para poder estirar cómoda­mente las piernas, había un cómodo si­llón con las patas cortadas y el respaldo inclinado hacia atrás para servir de apo­yo a la cabeza del sujeto, de manera que éste no pudiera ver su propia imagen re­flejada en el espejo. Una luz muy suave, colocada en el suelo, directamente por debajo del espejo, iluminaba tenuemen­te la estancia, mientras una gruesa cor­tina de terciopelo negro, suspendida del techo, oscurecía el ambiente.

Cada sujeto se sentó cómodamente en el sillón, sin más iluminación que la luz encendida bajo el espejo. Después de recibir instrucciones para relajarse, te­nía que meditar tranquilamente sobre la persona fallecida mirando fijamente el espejo, sin intentar enfocar los ojos. Lue­go, el individuo se quedaba solo en la habitación durante tanto tiempo como juzgara necesario, intentando evitar sen­

timientos de frustración o «esforzarse»demasiado. Previamente se le había qui­tado el reloj para que no fuera conscien­te del tiempo.


Visiones tridimensionales

 

una zona rural aislada de la civilización industrial. Era un antiguo molino, cons­truido en 1839 y convertido en residen­cia en 1950. Se trataba de un lugar muy pintoresco que infundía sentimientos de paz en casi todas las personas que lo vi­sitaban. El rumor constante del río tam­bién ayudaba a inducir un estado de re­lajación.

La mayoría de los voluntarios durmie­ron allí la noche anterior al experimento, aunque algunos llegaron por la mañana. No existió ningún tipo de presión y les dije a todos que eran libres de retirarse si así lo deseaban.

Durante el día, los participantes co­mían cosas muy ligeras, principalmente frutas y zumos. Podían pasar el día so­los o en mi compañía, como prefirieran.

 

 

Moody utiliza para sus novedosas experiencias un espejo victoriano, en un ambiente propicio a la introspección imaginativa, y controla en todo momento el estado de ánimo de quienes se prestan a la prueba.

Casi todos se inclinaron por una combi­nación de ambas fórmulas. Durante ese tiémpo conversamos detalladamente so­bre los recuerdos y la relación que ha­bían mantenido con la persona fallecida, mientras contemplábamos fotos y obje­tos suyos.

Al anochecer, nos aislamos en una ha­bitación de la planta baja de la casa. La estancia estaba decorada con atractivos objetos antiguos, una alfombra oriental, pinturas evocadoras y otras cosas artís­ticas. (Se sabe que la experiencia estéti­ca ayuda a inducir estados alterados de conciencia) .

En un extremo de la habitación se ha­llaba colgado de la pared un atractivo es­pejo victoriano de, aproximadamente 1 ,5 m de alto por 1,20 m de ancho, y si­

Antes de empezar estos experimen­tos, había calculado que de cada diez in­tentos, se obtendrían probablemente uno o dos resultados positivos. También pensé que las personas que tuvieran vi­siones dudarían, con toda seguridad, de la autenticidad de lo que experimenta­ban y que dirían: «Sueno, parece que vi a mi abuelo, pero, ¿quién sabe? Proba­blemente fue una proyección de mi pro­pia mente».

Hasta ahora sólo he realizado ocho experimentos de este tipo. Sin embargo, decidí seguir adelante y publicar un in­forme preliminar sobre lo investigado, dado los sorprendentes e inesperados resultados obtenidos.

La mitad de los sujetos han experi­mentado, hasta ahora, la aparición de las personas fallecidas que habían elegi­do. Tres de ellos relataron haberla visto en el espejo. Otro sujeto, una mujer muy estable de cuarenta y cuatro años, no ex­perimentó nada durante la sesión, sin embargo, al llegar a casa tuvo una apa­rición vívida de su padre fallecido.

Las visiones que se plasman en un es­pejo son descritas por la mayoría de los individuos, como bastante naturales y no como un sueño. Tienen movimiento y, en su mayoría, aparecen en colores reales. El sujeto, a veces, también experimenta un sentimiento convincente de «interac­ción» con la persona aparecida. Por ejemplo, durante un encuentro, un hom­bre sintió que su madre le había tranqui­

lizado sobre un asunto personal que tenía que ver con ella. Era algo que le ha­bía estado preocupando durante bastan­te tiempo antes de la experíencia.

Da la impresión de que las experien­cias tienen lugar justamente detrás de la superficie del espejo y son de forma tri­dimensional. Hasta ahora, nadie ha teni­do una «comunicación» directa, en el sentido de que haya habido una trans­misión específica de información, bien de forma telepática o vocal. Sin embar­go, mi conocimiento de este fenómeno me lleva a sospechar que cuando se ha­yan realizado más experimentos será po­sible lograr o establecer algún tipo de co­municación.

Implicaciones

He de subrayar que los resultados que describo en estas líneas son prelimina­res. Sin embargo, basándome en ellos y en mi experiencia general sobre estados alterados de conciencia, sospecho que a partir de ahora avanzaremos rápida­mente en la comprensión de los factores que predisponen a los sujetos a tener, o no, las visiones descritas. Creo que pronto llegaremos a un punto en el que estas experiencias se pOdrán realizar con un alto porcentaje de fiabilidad.

En primer lugar, no me cabe ninguna duda de que algunas personas van a considerar las apariciones como una «prueba» sensacional del contacto con el más allá. Por esta razón quiero subrayar desde esta primera aproximación que hago para Año Cero, que por muy im­presionante que parezcan estas visio­nes, no constituyen prueba científica de que exista vida después de la muerte.

Este breve artículo no es el lugar ade­cuado para elaborar todas las razones que explicarían por qué, pero tengo la in­tención de analizar el fenómeno con más profundidad en un libro de próxima apa­rición. De momento, el público no debe llegar a conclusiones erróneas y pensar que ya tenemos motivos científicos para creer en el más allá.

.También creo que es muy probable que tras la publicación de estos resulta­dos, muchos sectores conservadores y religiosos de la población sientan cons­ternación ante mis investigaciones. Algu­nos fundamentalistas creen que la Biblia pronuncia una severa prohibición contra el hecho de «despertar los espíritus de los muertos». Pero, como ya he dicho an­tes, no hay pruebas de que esto sea exactamente lo que ocurre.

Dado que el método es tan sencillo y fascinante a la vez, corre peligro de con­vertirse en una nueva moda o manía. Si así ocurriera, nos encontraríamos con una situación en la que numerosas per­sonas estarían experimentando solas es

tados de conciencia extremadamente emocionales y por lo tanto, peligrosos.

A la vista de esto puede que haya quien piense que todos mis hallazgos deberían mantenerse secretos. Sin em­bargo, el mundo debiera haberse dado cuenta ya de los grandes peligros que entraña la supresión sistemática de infor­mación.

También puede suceder que la prác­tica resulte totalmente inocua. Después de todo. el juego de buscar en el espejo la imagen del futuro cónyuge, por ejem­plo, ha sido ampliamente practicado du­rante generaciones sin ningún mal apa­rente. Sin embargo, la posibilidad de que se derive algún tipo de trastorno psico­lógico del uso casual de este procedi­miento. hace más urgente que se elabo­ren estudios profundos al respecto.

Psicología del duelo humano

En el pasado, el campo de conducta que se ha denominado «parapsicología» se ha visto perjudicado por el hecho de que numerosas experiencias humanas, y supuestos «fenómenos» relacionados con ellas no podían ser reproducidas en circunstancias controladas de observa­ción, ya que ningún observador podía predecir el lugar y momento en que la ex­periencia o el fenómeno iban a producir­se. Por ejemplo, en el caso de «las apa­

riciones de los muertos» siempre se ha creído que era imposible contar con que se pudiera invitar a una persona a un lu­gar determinado a las dos de la tarde para tener una visión de un ser querido muerto mientras el investigador observa­ba la experiencia.

Sin embargo, si mis conclusiones ini­ciales son ciertas. el investigador podráinstalar su equipo de Electroencefalogra­fía (EEG) e incuso, si es necesario, un es­caner PET (position emission tomo­graphy) para poder medir la actividad cerebral de la persona mientras está te­niendo lugar la experiencia. También po­drá entrevistar al visionario inmediata­mente después del encuentro o, incluso, durante el mismo, en lugar de tener que hacerlo mucho más tarde, cuando la me­moria se ha apagado o el individuo ha elaborado su memoria, como ocurría hasta ahora

Algunas personas pueden objetar mis afirmaciones, diciendo que estas apari­ciones «provocadas» no son como las apariciones «reales», espontáneas, de seres muertos y que, por tanto, no es vá­lido sacar conclusiones sobre aparicio­nes «reales» basándose en las «artificia­les». Sin embargo, he de hacerles las si­guientes observaciones:

a) Las visiones provocadas son idén­ticas a las «reales» en cuanto que ambas son totalmente de carácter visual.

b) Ambas aparecen en el campo vi­sual del observador, es decir, se proyec­tan externamente.

c) Ambas convencen al observador de la realidad de la experiencia

Investigación en marcha

­

Esta objeción podrá verse fortalecida o debilitada cuando se provoque una vi­sión en alguna persona que haya expe­rimentado previamente otras de tipo es­pontáneo y comente con el observador las diferencias.

Cualquiera que sea el resultado de ta­les comparaciones, tanto los partidarios de las ideologías ocultistas como los an­tiocultistas han de estar preparados para enfrentarse a posibles descubrimientos que desafíen sus ideas fijas sobre la vida después de la vida.

Una segunda implicación de esta in­vestigación es que puede dar lugar a un «modelo experimental» a través del cual podamos estudiar el origen y las creen­cias de los fenómenos paranormales, puesto que está claro que, incluso per­sonas bien informadas y de criterio sóli­do, pueden, al menos ocasionalmente, estar convencidas por medio de su ex­periencia personal de que han estado realmente en contacto con seres muer­tos. Esto puede aportar claves valiosas sobre los procesos mentales que llevan a creer en la realidad de lo paranormal.

En tercer lugar, puesto que las visio­nes de los muertos son tan comunes en­tre las personas afligidas por una recien­te pérdida, las investigaciones en mar­cha pueden llevamos a comprender la psicología del duelo humano. .

Finalmente, aunque es demasiado

temprano para especular sobre cual­quier posible aplicación «terapéutica» del procedimiento, los futuros investigado­res tal vez piensen aplicarlo en algunos casos, específicos, como por ejemplo,

en las aflicciones patológicas. Por aho­ra, sin embargo, todo queda pendiente

; de investigaciones posteriores que esta­blezcan su inocuidad y enseñen más acerca de los factores que predisponen a ciertos individuos, y no a otros, a tener este tipo de experiencias. O

Introducción a los Tipos de Dragones

El dragón es uno de los seres fantásticos que más pasiones despierta. 
Caracterizado como una criatura de enorme poder, grande y fiera, 
es representante de la fuerza y de lo poderoso en la naturaleza. 
Hubo un tiempo en que la humanidad creyó en la existencia de dragones

con tanta certeza como la que hoy tenemos de que hay tiburones.

 

En la mitología clásica, se asocia el dragón con un guardián. El de
Lado protege las manzanas de oro en el jardín de las Hespérides,
papel que reaparece en los romances medievales, donde los dragones
custodian, con frecuencia, doncellas cautivas. Los griegos y los
romanos creían que eran capaces de entender, y transmitir a los

mortales, los misterios del mundo.

 

Dragones Blancos y Plateados: Eran sin lugar a dudas los más nobles y
benévolos de todos. Solían evitar los enfrentamientos, pero cuando
entraban en combate con otros dragones eran muy agresivos, aunque si
podían evitarlo no llegaban a matar.
 
Dragones Verdes: Esta era una extraña raza, pues no tenían un carácter
definido , unos eran agresivos y otros pacíficos. No solían ser muy
fuertes, pero en cambio tenían una inteligencia y picardía

bárbara. Vivían en bosques frondosos o en oscuras cuevas. Sus garras,

afiladas como espadas era su principal arma, y no dudaban en

utilizarlas al mínimo indicio de peligro.
 
 
Dragones Azules: Conocidos también como dragones de hielo, habitaban

en las zonas mas heladas y recónditas de los continentes. Se

desplazaban en grupos  y no eran muy agresivos ( ni falta que les

hace). Estos dragones poseían las escamas y la piel mas robusta de

todas las razas, hasta los temidos dragones Negros se lo pensaban dos

veces antes de enfrentarse a uno de ellos.

Publicado 19 junio, 2005 por blackdragoncave en Entretenimiento

10 Respuestas a “>>>Download>>>

Suscríbete a los comentarios mediante RSS.

  1. Wooooooooooooowwwwwwwww!!!!!!!!!! tu sitio me sorprende tanto que voy a abrir el mio otra vez para ganarte😉😛

  2. lA NetA esTA CoOl TU eSpaCio no ES mUY tIpIcO eNcOnTRaRte CoN unO pAreCiDo…sIgUe AsI..Y pUes k SiGas TeNiENdO un wOnItO dIa…cHaO ( si tienes tiempo visitas mi espacio…okis)

  3. ola, ya vi lo k tienes y me gustó asi k me di la libertad de ponerlo en mi espacio, espero k no t moleste, gracias x la info, ya me tengo k ir, byeeeeee…at2e: una brujita de hogwarts

  4. Pues Black Dragon penso en : MARTILLO AZULbueno al menos no fue rojo, en la pagina donde estaba ya tenian estos resultados, eran:martillo rojomartillo rojoalicatas verdesserrucho azulcuando tenga unos 15 comentarios contabilizaré para sacar el porcentaje, no olvides ayudarme con esta Draco-EstadisticaBye y gracias por tu tiempo The Black Dragon

  5. no yo pense en gato amarillojejeje

  6. yo pense llave amarilla :p

  7. jajaja dragon el espacio de fenix si esta ver-gas le gana al tuyo:P

  8. ?? como fui a parar aqui??? jeje bueno pues… me gusto q tu space sea de DRAGONES, es un tema que pues… sinceramente eres la unik persona que he escuchado que le ENCANTEN realmente los dragones, por otra parte excelente Space, yo no se nada sobre personalizar webs y eso pero esto de los spaces me lo facilito jeje, si quieren dense un rol x mi space!

  9. Hola: pues aqui pasando y chacando spaces y pues mas que nada tu space esta muy chido y todo esto de los dragones a mi tambien me interesa mucho pero pues no tanto bueno igual esta chido sigue asi me gusto mucho tu space espero que pases por el mio y me dejes alguna firmaah pues si quieres conseguir algunos Wallpapers tengo una seccion de ellos en mi space para que los chekes aver que te parece bueno pues yo me despido aqui te doy la direccion para que le eches un vistaso a los Wallpapershttp://spaces.msn.com/members/alucardcross4/bueno ahi nos vemos bye bye. . . . . Te estoy viendo. . . .te ise pensar verdad?.. .. . . . no te conosco no creas lo que digo. . . . . pero en realidad verte si puedo . . . . . .te dije que no me creyeras. . . .. .ya me voy. . . a donde?? a ver que haces ahorita mismo.. . ..

    victor santiago
  10. hola!! adivina quien  soy jajjja
    no pues aqui recordando  aquellos dias en los ke te escribi y
    tambien debo decirte que me encantaron mucho las imagenes de los dragones en la galeria aver si pones mas!!y me encanto tambien lo de los signos
    aver si haces mas propuestas de ellas
    t kiero mucho
    besotes!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: